Estamos ubicados en:

Madrid, España

Envíanos un correo a:

info@voluntariosporelmundo.com

Disponibilidad

24x7

Título

Autem vel eum iriure dolor in hendrerit in vulputate velit esse molestie consequat, vel illum dolore eu feugiat nulla facilisis at vero eros et dolore feugait

Archivo de categoría Turismo Solidario

Mi viaje a Nepal

Nepal…lugar mágico sin duda, por eso decidí hacer uno de mis voluntariados allí. Tenía curiosidad por conocer este bonito país, sus gentes, sus lugares…quería confirmar por mi mismo si era cierto todas las maravillas que había oído de él y que mejor manera que hacerlo mientras aportas tu granito de arena, no? Os voy a contar un poco como fue por si os sirve de ayuda para planificar vuestro voluntariado.

Tras tomar la decisión de realizar este viaje, investigué, me dejé asesorar, planifiqué y puse rumbo a Katmandú, lugar donde comenzó esta pequeña aventura. Todo empieza con que llevar y como hacerlo. Mi recomendación, una mochila de 60 litros de esas que compras en cualquier tienda de deportes \ alpinismo y llevar sobre todo ropa cómoda, ligera e impermeable, especialmente si viajas en época del monzón. De todas maneras, si quieres mas detalles tienes toda esta info aquí:  https://voluntariosporelmundo.com/preparando-tu-voluntariado 

Llegada a Katmandú

El aeropuerto de Katmadú es caótico y pequeño pero para sacar el visado allí es muy sencillo.  Tras aterrizar y sacarlo, primer contratiempo; confundo mi mochila con la de otra persona y me doy cuenta muy tarde, cuando vienen a recogerme, con lo que el lío ya estaba montado. En otro lugar quizá podría haber sido algo desastroso pero aquí todo lo contrario, se ve que están acostumbrados y tras reportar el problema me dijeron que fuese al hotel que ellos se encargaban de todo. me fui con la sensación de que tenía un gran problema…y a las dos horas me llamaron del aeropuerto indicando que ya tenían mi mochila. Desde ese momento supe que todas las ideas preconcebidas que tenía debía eliminarlas por completo.

Una vez en el hotel ya con la mochila y mas relajado, me llevan a sacar el billete de autobús para ir a al día siguiente al primer orfanato ubicado en Pokhara. Tras eso, voy al banco a cambiar todo el dinero que había recolectado para comprar comida, ropa y material escolar y voy a cenar a uno de los muchos restaurantes que hay en Thamel, uno de los barrios más turísticos de la ciudad.

Pokhara

A la mañana siguiente pongo rumbo a Pokhara. Carretera por la montaña y un carril para cada sentido…conclusión, más de 9 horas de viaje para recorrer unos 200 km. La primera sensación al llegar es de una humedad brutal debido a la proximidad del lago Phewa y a las intensas lluvias del monzón. Los primeros paseos por la ciudad son muy diferentes a los de Katmandú. Son ciudades totalmente distintas, cada una con su encanto, pero Pokhara es mucho mas tranquila y el hecho de tener un gran lago y las montañas tan cerca le da un encanto diferente. Sin duda es una visita obligada en tu viaje a Nepal.

Llego al orfanato y empiezo a familiarizarme con el lugar, los niños, cuidadores, otros voluntarios, en definitiva haciéndome al lugar donde voy a estar las próximas dos semanas colaborando en la cocina, llevando a los niños al colegio, haciendo los deberes con ellos, jugando, etc. Se hace un poco duro porque las condiciones son difíciles, agua fría, comida básica, humedad…pero era lo esperado.

Las mañanas las dedico a llevar a los niños al colegio (una caminata de unos 40 minutos ida mas otros tantos de vuelta), colaborando en la cocina para que esté todo listo cuando los niños lleguen y, una vez terminadas mis tareas, conocer Pokhara, andando por cada rincón de la ciudad.

Llega la tarde y toca ir a recoger a los niños al cole, ayudarles con los deberes, jugar con ellos y preparar la cena para después ir a descansar porque al día siguiente a las 7:00 hay que estar en pie.

Esta es la rutina diaria más o menos. Nadie te obliga a hacer nada. Si un día quieres ir a hacer trekking, se lo comunicas al resto de voluntarios para que no cuenten contigo a la hora de organizar las tareas y listo. Eso es lo que hice uno de los días. Me pusieron en contacto con un guía y fuimos a hacer una ruta de 25 km por el Himalaya, en concreto una de las rutas del Annapurna. Sencillamente espectacular.

Tras la jornada de trekking tocaba ir a comprar comida, ropa, material escolar, etc con todo el dinero recaudado gracias a amigos, familiares y compañeros de trabajo. Si hacéis un viaje de este tipo os recomiendo que intentéis hacer una colecta…os sorprenderá la cantidad de gente de vuestro entorno que está dispuesta a ayudar.

Y llega el momento de las despedidas, quizá lo mas duro de todo. hay que seguir con el viaje, visitando otros orfanatos y lugares, y hay que decir “Hasta Pronto”. El cariño que te muestran es tremendo y te vas con la sensación de que te llevas mucho mas de lo que has podido dar…a pesar de haber dado todo lo mejor de ti.

Vuelta a Katmandú

Otras 9 horas de viaje de vuelta a Katmandú… en teoría, porque esta vez fueron casi 20 horas debido a un desprendimiento de tierras ocasionado por el monzón, que cortó la carretera. 

Llegada al hotel a descansar…y a la mañana siguiente comenzaría una ronda de visitas por diferentes orfanatos de la ciudad, en cada uno de los cuales anotamos las principales necesidades que tenían para seguir dando uso al dinero recolectado. Con cada compra te das cuenta de lo poco que tienen y lo mucho que necesitan.

Varios días de orfanato en orfanato, colaborando en las escuelas y participando en las rutinas diarias junto con los niños para finalmente terminar el viaje en un monasterio \ escuela budista, donde compartí tiempo con ellos  y pudo participar el algunas de las clases que impartían.

Katmandú tiene mil lugares realmente bonitos y que debes conocer, pero sin duda mi favorito es la ciudad de Patan, ubicada en el valle de Katmandú y una de las ciudades budistas mas antiguas del mundo. La cantidad de monumentos que tiene te dejarán con la boca abierta y hará que se te escape mas de una sonrisa observándolos y pensando “porque no he venido antes?!”

Resumiendo, este fue un viaje que sin duda repetiría una y mil veces. Si no conoces Nepal, te animo a que no lo pienses más y comiences a organizar tu viaje! Si necesitas algo de asesoramiento, ya sabes donde encontrarme 😉

Preparando tu voluntariado…recomendaciones y equipaje

Has estado buscando organizaciones para poder hacer tu voluntariado y por fin has dado con una que te da confianza (es lo mas importante, la organización con la que colabores debe darte la confianza que andas buscando para que no tengas que preocuparte por nada) y estas decidido a dar el paso. Quieres ser voluntario…genial! Y ahora que?

Pues ahora vendrían una serie de pasos para reservar tu plaza en el proyecto deseado y que según la organización pueden variar, pero, en base a mi experiencia, suelen ser muy similares. Normalmente son pasos sencillos y rápidos. Te los intentaré resumir:

    1. Lo primero es confirmar el proyecto en el que quieres colaborar y las fechas cuando quieres hacerlo.
    1. Una vez tengas claro tu proyecto y las fechas, rellenarás un formulario donde aportarás info sobre ti a la organización de cara a confirmar tu plaza. Dependiendo del proyecto es posible que se requiera curriculum y titulación académica, especialmente para los proyectos de salud donde colaboras en hospitales o centros de salud. Encontrarás algunas situaciones donde se requiera certificado de antecedentes penales, y es normal, ten en cuenta que tu colaboración será principalmente con niños, por lo que cualquier verificación es poca.
    1. Una vez aceptada tu plaza llega la hora de empezar con los tramites mas liosos desde mi punto de vista: Avión, seguro, visado, y vacunas.
    1. Lo primero es comprar el billete de avión. Cuanto antes mejor, por el tema de los precios.
    1. El seguro médico internacional suele ser obligatorio para realizar este tipo de viajes. Hay muchas compañías que te lo gestionan rápidamente. En Voluntarios por el Mundo colaboramos con una de estas compañías, así que si necesitas más información no dudes en preguntarnos (También puedes conseguir la información en el pie de página de nuestra web)
    1. Con respecto a el visado, varía mucho en función del país. La organización con la que viajes te podrá facilitar información al respecto para recomendarte que es lo mejor (ir a la embajada, hacerlo vía web, a tu llegada al aeropuerto, etc)
  1. Las vacunas son otro de los puntos críticos antes de viajar. Debes pedir cita en el centro de vacunación internacional de tu ciudad lo antes posible. Dependiendo de la ciudad suelen tener listas de espera de entre 1 o 2 meses. Ellos te dirán las vacunas que necesitas y te las pondrán.

Con estos pasos ya tendrías medio pie en tu proyecto. Y ahora llega el turno de la maleta\equipaje…esa gran pesadilla para algunos (me incluyo). Mi recomendación es que lleves una mochila de 50 – 70 litros, de esas que venden en tiendas de deporte. Con ese tamaño debería ser mas que suficiente, aunque las tienes mas grandes y depende del tiempo que vayas a estar. Llevar una maleta puede resultar bastante incómodo, debido al terreno de los lugares donde vayas a ir, y acabarás acordándote de la mochila 😉

Que meter en la mochila? El tipo de ropa obviamente dependerá del clima del país que vayas a visitar, y, sobre todo, las costumbres del mismo. En algunos países hay códigos de vestimenta que deberemos seguir por lo que te recomiendo que te informes bien al respecto antes de viajar. De todas maneras, hay algunas cosas que son siempre mas o menos comunes.

  • Linterna, muy útil siempre.
  • Saco de dormir, aunque normalmente el voluntario recibe ropa de cama limpia, nunca está de mas llevar el saco contigo por si surgiese algún imprevisto.
  • Multivitamínico, lo necesitarás sin duda.
  • Antimosquitos
  • Si visitas países asiáticos durante el monzón…chubasquero es imprescindible.
  • Portadocumentos, muy útil para llevarlos siempre contigo. Recuerda fotocopiar tu pasaporte y el visado y llevar siempre una copia donde vayas.
  • Aparte de la mochila de 50 litros (o más) lleva una mas pequeña para el día a día.
  • Botiquín con medicamentos básicos por si los llegases a necesitar en cualquier momento, algunos como Ibuprofeno, paracetamol, antidiarreicos, antibiótico o un gel antiséptico pueden serte de gran ayuda.
  • Protector solar, muy importante. Lleva también una gorra.
  • Teléfono móvil, asegúrate antes de viajar de que al llegar al país de destino no tendrás problemas ni restricciones para efectuar llamadas internacionales. Por otro lado, te recomiendo que al llegar adquieras una tarjeta SIM local. Hay algunos proyectos donde no hay wifi, por lo que te dará acceso a internet y llamadas a un coste mucho mas bajo.
  • Zapatos, no te compliques mucho en este sentido. Lleva un par de uso diario para caminos de tierra o si visitas países asiáticos durante el monzón mete unos normales y otros  impermeables. Mete también unas sandalias que siempre te vendrán bien.
  • Mosquitero, te evitará más de un picotazo por las noches mientras duermes.
  • Dinero, no lleves mucho contigo, solo lo necesario. En el país destino podrás sacar en cualquier cajero cuando lo necesites (Asegúrate que tu entidad bancaria te permite usar la tarjeta en el extranjero)
  • Productos de aseo personal. Allí podrás comprarlos, pero es mejor si llevas los que tu quieres de tu país de origen (Champú, pasta de dientes, desodorante, etc)

Que no meter? El portátil, créeme, no lo necesitas para nada. Es un viaje para desconectar un poco, así que mejor déjalo en tu país de origen. Con ello evitas perderlo, darle un golpe, que se moje…vas a la aventura, disfrutala! Ya llevas el smartphone contigo, con eso es más que suficiente.

Espero que estas recomendaciones te sirvan un poco de ayuda. Si crees que falta algo en la lista (o sobra)…comenta! Nos encanta aprender de otros voluntarios!

¿Por qué hacer un voluntariado?

Este es nuestro primer post, con el que abrimos este blog donde intentaremos ayudaros tratando temas de interés relacionados con el turismo solidario. Digo “intentaremos” porque no es fácil escribir un blog eh?…pero lo haremos lo mejor posible. Se aceptan consejos!

Bueno, empecemos, ¿por qué hacer un voluntariado? Sí o sí este tenía que ser nuestro primer topic. Es una pregunta que quizás nos hemos hecho en algún momento, y cuya respuesta puede ser demasiado variada. Desde mi punto de vista dependerá de nuestras motivaciones y el querer vivir una serie de experiencias que en nuestra realidad diaria quedan muy lejos, que te ayuden a entender mejor algunos aspectos de la vida que desconocemos y que en la mayoría de los casos no somos conscientes de que existen. A veces hay que vivir una serie de realidades para darse cuenta que estamos en una situación privilegiada para hacer algo.

A mí puede motivarme viajar, la aventura, conocer gente nueva, otras culturas, aportar mi granito de arena allí donde voy…y eso tal vez me empuje a vivir esta experiencia, pero obviamente no me convierte en mejor o peor persona que quien tiene otras motivaciones. Si esas motivaciones que nombro coinciden con las tuyas, la siguiente pregunta es sencilla y sale sola: Estamos realmente preparados para dejar de lado unas súper vacaciones de relax en una playa paradisíaca con todo tipo de comodidades para ir a ayudar a otro país, por lo general con unas condiciones bastantes peores que las del nuestro  de origen, salir de tu zona de confort, levantarse temprano (muy temprano), realizar tareas varias a las que seguramente no estemos acostumbrados y darle un sentido solidario a tu viaje?

Cada uno de nosotros tendrá una respuesta diferente. Puede que sí y puede que no, pero tu respuesta no depende de ser mejor o peor persona. Yo creo que sí, que todos lo estamos, no somos tan diferentes los unos de los otros en ese aspecto. Otra cosa son, como decía antes, las motivaciones personales que tenga cada uno. Por experiencia propia puedo asegurarte que merece la pena y que sin duda marcará un antes y un después en tu vida, podrás vivir tu pasión viajera sin olvidar el compromiso social que tanto te llama…pero hay que estar dispuesto a resetear tu mente y a hacer frente a las dificultades emocionales que te vas a encontrar.

Los que hemos vivido esta experiencia transformadora sabemos que es natural tener miedos y dudas, pero la motivación es más fuerte y el sentido de la solidaridad y las ganas de generar impacto en las personas a las que ayudamos vence todo lo demás. Una cosa debe quedarte clara: No vas a cambiar el mundo ni mucho menos…como mucho la vida de alguien en un momento puntual , pero es posible que ese hecho cambie la tuya de igual modo.

Mi consejo es que pienses que es un viaje donde vas a conectar con tus emociones, conocer gente nueva que añadirás sin pensarlo a tu vida y donde podrás abrirte al máximo a las personas que vas a ayudar. El impacto emocional es duro, es un hecho, no hay porque esconderlo, pero recuerda que sales de tu zona de confort, lo que te ayudará a crecer como persona y hará que te olvides un poco de ti mismo, al fin y al cabo estás ahí para ayudar a personas que tienen dificultades y lo que hagas por ellas quedará marcado para siempre, tanto en ellas como en ti…

Escucharás diferentes opiniones y puntos de vistas acerca de este tema, el cual genera debate, podrás leer las experiencias de voluntarios, ver recomendaciones, críticas buenas y malas, etc, pero eres tu quien deber tomar la decisión ya que se trata de algo muy personal, de tus valores, de lo que quieres dar a los demás. Ser voluntario es algo especial y solo tú sabes si es para ti o no.

Si quieres vivir la experiencia de conocer otro país, ayudar a los demás, trabajar en equipo y formar parte de un proyecto solidario, entonces el voluntariado internacional es tu camino.

EnglishSpanish
error: Content is protected !!
WhatsApp chat